Película del mes: Los juicios de Núremberg

“- Juez Haywood, la razón por la que le pedí que viniese… aquella pobre gente, aquellos millones de personas… Jamás supuse que se iba a llegar a eso. Debe creerme, debe usted creerme.

– Señor Janning, se llegó a eso la primera vez que usted condenó a muerte a un hombre sabiendo que era inocente”

(Los juicios de Núremberg, 1961)

Al cumplirse 70 años del final del Proceso de Núremberg, aprovechamos esta nueva entrada del blog para recomendaros una de las mejores películas que se han hecho sobre el Tercer Reich. Compleja, arriesgada y honesta, Los juicios de Núremberg (Stanley Kramer, 1961) -estrenada en España como Vencedores o vencidos- supo llegar al fondo de muchos aspectos cruciales sobre uno de los periodos más oscuros de la historia de la Humanidad. 

Landscape
(i a d) Herrmann Göring, Rudolf Hess, Joachim von Ribbentrop, Wilhelm Keitel, Karl Dönitz, Erich Raeder, Baldur von Schirach y Fritz Sauckel (Proceso de Núremberg). (Fuente: Wikimedia.org)

El Proceso de Núremberg se desarrolló entre el 20 de noviembre de 1945 y el 1 de octubre de 1946 en el Palacio de Justicia de la ciudad bávara de Núremberg por parte de un Tribunal Militar Internacional en contra de los 24 principales dirigentes del Tercer Reich que habían encontrado vivos, ya que para entonces, Adolf Hitler, Joseph Goebbels o Heinrich Himmler, entre otros, ya se habían suicidado. Los veredictos de estos meses de proceso judicial llevaron a aplicar la condena de pena de muerte o la de cadena perpetua a la mayoría de ellos. Sin tener un precedente judicial, este proceso debatió aspectos como la legalidad vs. la legitimidad, la obediencia debida -que fue lo que la mayoría de los acusados argumentaron- y la acusación por crimen de guerra o por crimen contra la humanidad. Si quieres conocer más en profundidad este tema, desde el punto de vista de los orígenes, el desarrollo y el declive del nazismo, te recomendamos nuestro tour del Tercer Reich.

reparto

(i a d) Montgomery Clift, Judy Garland, Marlene Dietrich, Maximilian Schell, Richard Widmark, Burt Lancaster, Spencer Tracy (fuente: Wikimedia.org)

Si hay algo que hace interesante a la película, aparte del estupendo reparto que tiene y lo bien interpretada que está, es la complejidad de su guión y el hecho de que ofrezca una gran cantidad de perspectivas sobre el tema. Acostumbrados a la visión monolítica de gran parte del cine que se ha hecho sobre el Tercer Reich, Los juicios de Núremberg ofrece la visión de los acusados, el fiscal, el juez o el abogado defensor, entre otras. No favorece ninguna postura ni trata de conducir al espectador hacia una u otra conclusión. Muy al contrario, una de las razones por las que la película resulta brillante es porque concede a todas las partes espacio y tiempo suficientes para mostrar su punto de vista. Parte de su honestidad está en no ofrecer la postura fácil de sólo acusar a los culpables, sino analizar circunstancias personales, sociales, económicas e históricas.

Desde el equipo de guías de Viva Berlín, te recomendamos que no te la pierdas. Aquí dejamos uno de los mejores momentos de la película: el veredicto final del juez Haywood, interpretado por Spencer Tracy. Esperamos que lo disfrutes.

 Como siempre, síguenos, comparte y recomiéndanos.

¡Hasta la próxima!

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar