El 9 de noviembre para la historia alemana

Si existe una fecha importante para la historia de Alemania, es la del 9 de noviembre. A lo largo del s. XX, han tenido lugar en este día algunos de los acontecimientos más importantes, casi como si de una cita obligatoria se tratase. 1918, 1923, 1938, 1939 y 1989 fueron años marcados por este 9 de noviembre, definiendo la evolución histórica de un país que ha sufrido tantos cambios políticos que aún hoy trata de recuperarse de su “resaca ideológica”.

Guillermo II (i); Putsch de Múnich (d)

Una de las principales consecuencias del avance del Comunismo y de la Primera Guerra Mundial fue la abdicación de Guillermo II el 9 de noviembre de 1918, dos días antes de finalizar la Gran Guerra. El último emperador alemán, que temió la revolución tanto como otras casas reales europeas, puso fin a 500 años de monarquía en Alemania. A partir de aquello, la inestabilidad política fue una constante, especialmente en ciertas ciudades alemanas. Así, en un intento de hacerse con el poder, el partido nazi dio un golpe de estado el 9 de noviembre de 1923 en Múnich. A pesar de ser fallido, sirvió a Hitler para convertirse en una figura más popular y ocupar sus meses en la cárcel redactando su obra Mein Kampf (Mi lucha). En él se fueron concretando una serie de teorías y políticas antisemitas que se pusieron en práctica a partir de 1933 con el inicio del Tercer Reich. Entre ellas, el que se se considera el primer pogromo importante hacia la comunidad judía. El 9 de noviembre de 1938 fue protagonista de la llamada “noche de los cristales rotos” en las principales ciudades de Alemania y de Austria. Esa noche fue protagonista de ataques a sinagogas, cementerios y negocios judíos, lo cual supuso un punto de inflexión para su deportación sistemática a campos de concentración.

Noche de los cristales rotos (i); Georg Elser (d)

La radicalización de la violencia nazi trajo, entre otras formas de resistencia, el intento de matar a Hitler el 9 de noviembre de 1939. El responsable de tal atentado fue el carpintero y relojero alemán Georg Elser, que no logró su objetivo por una diferencia de 13 minutos. La Segunda Guerra Mundial trajo un nuevo desastre para Alemania, y esta vez como consecuencia la división del país y la demostración de la máxima del “divide y vencerás”. Tuvieron que pasar casi 45 años desde el final del conflicto para que la fecha del 9 de noviembre trajera un acontecimiento profundamente relevante para la historia, no sólo alemana, sino mundial: la caída del muro en 1989. Con ella, la posterior Reunificación, la disolución de la URSS y el fin de la Guerra Fría, se cerraba el capítulo del s. XX para la historia de Alemania.

Como siempre, gracias por leernos. Volveremos con otro episodio de historia pronto. Si quieres saber más, te esperamos en nuestros tours guiados en Berlín . Hablaremos de esto y mucho más.

¡Hasta pronto!

* Imágenes: Creative Commons

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar